Archive for the 'Series' Category

The Bro Code

Que “How I Met Your Mother” (“Cómo conocí a vuestra madre”), es una de las mejores series de la televisión, no es ninguna novedad. Que es la mejor sitcom de la actualidad tampoco. Ya os he hablado alguna vez en ella, aunque nunca tan bien como lo hizo Digresor.

El caso es que de entre todas las cosas que los guionistas crean en esta serie, hay una que quizá sea la joya de la corona. Se trata del “Bro Code”, un código entre colegas que habitualmente cita Barney, uno de los mejores personajes de la serie.

Tan bueno es el personaje, que tiene su propio blog. El site está escrito por varios guionistas, aunque principalmente por Matt Khun (quien con esto se sitúa a la cabeza de mis guionistas favoritos). Hace meses, Khun Barney confirmó que el Bro Code es real, y que será publicado próximamente (se habla de noviembre 2008). Sin duda lo compraré. Mientras, podéis ver aquí varios artículos (sacados de la propia serie o de la fotografía que acompañó la entrada en el blog de Barney).

También podéis disfrutar con esta gran escena de la seire en que Barney demuestra que el Bro Code es real, y que a base de flashbacks, recuerdan otros momentos en que nombró alguno de sus artículos. Simplemente delirante.

Para los que no seguís la serie, os pongo en contexto: (CUIDADO!!! SPOILER)

Barney está destrozado porque ha violado el Bor Code, al acostarse con la ex (Robin) de un amigo (Ted). Así que intenta convencer a Marshall, su amigo y abogado, para que estudie y analice el Bro Code, en busca de algún artículo o enmienda, que le libere de toda culpa.

Hala bros.

A. Bulsara

Anuncios

Barney se convierte en el Dr. Horrible

Muchos conoceréis la serie “How I Met Your Mother” (“Cómo conocí a vuestra madre”) y otros no. Los del primer grupo, enhorabuena, supongo que estaréis tan ansiosos como yo a que estrenen la 4ª temporada. Los del segundo, no sé qué clase de televisión veis vosotros… pero os recomiendo que empecéis leyendo este post del Digresor, donde explica perfectamente lo que es esta serie, y con el que estoy de acuerdo hasta en la última coma (y sí, sé que dice algo que podría sonar a barbaridad).

Pero vamos a lo que vamos. En esa serie aparece un personaje llamado Barney Stinson. Barney es como un gurú para los hombres. Su enseñanzas son tan admiradas y seguidas que hasta el personaje tiene su propio blog en internet. Entre otras creatividades, fue el inventor de la “Hot/Crazy Scale” o el encargado de mantener vivo hasta nuestros días el “Bro Code” (que dicen que es real y pronto se publicará).

El actor que lo encarna es Neil Patrick Harris (un clon de mi amigo Don Ful), quien durante la serie demostró en más de 1 y de 2 veces sus cualidades para el canto (en este video que he encontrado hace los coros).

Pero hace poco pudo demostrar mucho mejor sus cualidades para el canto, siendo el protagonista de un corto/musical, llamado Dr.Horrible’s Sing-Along Blog.

Me ha sorprendido bastante, la verdad. Está muy bien, aunque es algo surrealista, y con un humor muy diferente a HIMYM, donde lo mejor, sin duda, es la interpretación de Neil Patrick. Si queréis verlo, podéis hacerlo en youtube, a través de varios links, y subtitulado en castellano. Os los dejo aquí:

Os dejo aquí uno de los cortes, para que os hagáis una idea:

Hala majos. This is gonna be LEGEN… (wait for it) … … DARY!!!!

A. Bulsara

El MSN de Desmond (Lost) e Hiro (Heroes)

Me he descojonado viendo una captura de pantalla del Msn Messenger de dos personajes de las populares series Lost y Heroes (de las cuales me reconozco adicto). Obviamente, hay que ver cada serie para poder reirte.

Primero Desmond:

Y después Hiro, más gracioso incluso

Hala majos

Vuelve Lost

Hoy se estrena en Estados Unidos la segunda parte de la 4ª temporada de Lost. Después de un parón de varias semanas por culpa de la huelga de guionistas, una de nuestras series favoritas regresa a las pantalla. Debido al cambio horario, hasta mañana no lo podré ver, ¡¡¡qué nervios!!!

Mientras os dejo con una par de vídeos curiosos.

Aprovecho para recordar a aquellos que no veis esta serie que debéis empezar a verla desde el principio. No tiene ningún sentido ver capítulos sueltos, aparte de que os aburriría enormemente.

El primero son tomas falsas:

El segundo es una parodia realizada por los chicos de Madtv:

Hoy regresa Lost con la 4ª Temporada

Hoy se estrena la cuarta temporada de Lost, probablemente, una las mejores series de la historia.

Los que la seguís, ¿qué os voy a contar? Supongo que tendréis tantas preguntas como yo. Son muchos los interrrogantes y los cabos sueltos sin atar.

Para los que no estáis enganchados, os recomiendo que la veaís desde el principio. Esta serie no tiene ningún sentido si se ven capítulos sueltos. Hay que verlos todos, empezando por el Piloto y en riguroso orden.

Ha pasado tiempo desde la última emisión y seguramente no nos acordemos de casi nada. A mi al menos me pasa. Además de todos los vídeos resúmenes que circulan por ahí, yo me veré los 5 últmos capítulos de la 3ª temporada antes de ponerme con la 4ª. Fundamental.

Os dejo con un vídeo resumen de las 3 primeras temporadas. Los que no seguís la serie, no lo veáis.

Y de regalo una foto de ELLA.

Hala majos. Don’t get Lost

Nuestra generación

Me ha llegado un correo de estos de cadena. En principio los odio. Pero este es una excepción, entre otras cosas, porque para leerlo no he tenido que pasar por 50 mails anteriores, y en el asunto no había mil FW y RE…

Se trata de un texto sobre los que nacieron entre 1975 y 1985, aunque para mi que está equivocado. Yo creo que es más bien para los nacidos entre 1972 y 1982 aprox. (los que han hecho LOGSE están fuera de este grupo)

Aquí os lo dejo:

El objeto de esta misiva es la de reivindicar una generación, los 72-82, de todos aquellos que nacimos en los 70-80 (un par de años arriba, años abajo), la de los que estamos currando de algo que nuestros padres ni podían soñar, la de los que vemos que el piso que compraron nuestros padres ahora vale 20 o 30 veces más, la de los que estaremos pagando nuestra vivienda hasta los 50 años.

Nosotros no estuvimos en la Guerra Civil, ni en mayo del 68, ni corrimos delante de los grises, no votamos la Constitución y nuestra memoria histórica comienza con las olimpiadas del 92.

Aunque no nacimos en una dictadura, siempre hemos tenido una conciencia democrática. Por no vivir activamente la Transición se nos dice que no tenemos ideales y sabemos de política más que nuestros padres y de lo que nunca sabrán nuestros hermanos pequeños y descendientes. Somos la última generación que hemos aprendido a jugar en la calle a las chapas, la peonza, las canicas, la comba, la goma o el rescate, y a la vez, somos la primera que hemos jugado a videojuegos, hemos ido a parques de atracciones o visto dibujos animados en color. Los Reyes Magos no siempre nos traían lo que pedíamos, pero oíamos (y seguimos oyendo) que lo hemos tenido todo, a pesar de que los que vinieron después de nosotros sí lo tienen realmente y nadie se lo dice. Se nos ha etiquetado de generación X y generación sandwich, y tuvimos que tragarnos ‘bodrios’ como: Reality Bites, Melrose place o Sensación de vivir, y más adelante, a las 11 en casa y compañeros (te gustaron en su momento, vuélvelas a ver, verás que chasco). Lloramos con la muerte de Chanquete, con la puta madre de Marco que no aparecía, con las putadas de la Señorita Rottenmayer. Somos una generación que hemos visto a Maradona hacer campaña contra la droga, que nos reímos de un anuncio que decía que si el Madrid era otra vez campeón de Europa, que durante un tiempo tuvimos al baloncesto como el primero de los deportes.

Hemos vestido vaqueros de campana, de pitillo, de pata de elefante y con la costura torcida; nuestro primer chándal era azul marino con franjas blancas en la manga y nuestras primeras zapatillas de marca las tuvimos pasados los 10 años. Entramos al colegio cuando el 1 de noviembre era el día de Todos los Santos y no Halloween, cuando todavía se podía repetir curso, y fuimos los últimos en hacer BUP y COU.

Hemos sido las cobayas en el programa educativo, somos los primeros en incorporarnos a trabajar a través de una ETT y a los que menos les cuesta tirarnos del trabajo…

Siempre nos recuerdan acontecimientos de antes que naciéramos, como si no hubiéramos vivido nada histórico. Nosotros hemos aprendido lo que era el terrorismo contando chistes de Irene Villa, vimos caer el muro de Berlín y a Boris Yelsin borracho tocarle el culo a una secretaria; los de nuestra generación fueron a la guerra (Bosnia, etc.) cosa que nuestros padres no hicieron; gritamos OTAN no bases fuera, sin saber muy bien qué significaba y nos enteramos de golpe un 11 de septiembre.

Aprendimos a programar el video antes que nadie, jugamos con el Spectrum, odiamos a Bill Gates, vimos los primeros móviles y creímos que Internet sería un mundo libre.

Somos la generación de Espinete, Don Pimpón y Chema ‘el panadero farlopero’. Los que recordamos a Enrique del Pozo cantando con Ana, los mundos de Yupi y las pesetas rubias. Nos emocionamos con superman, ET o En busca del Arca Perdida.

Comíamos Phosquitos y los Tigretones eran lo mejor, aunque aquello que empezaba (algo llamado Bollycao) no estaba del todo mal. Somos la generación del ‘El coche fantástico’, Oliver y Benji’… La generación que se cansó de ver las mamachichos.
La generación a la que le entra la risa floja cada vez que tratan de vendernos que España es favorita para un mundial. La última generación que veía a su padre poner la baca del coche hasta el culo de maletas para ir de vacaciones. La última generación de las litronas y los porros, y qué coño, la última generación cuerda que ha habido.

Este correo está dedicado a las personas que nacieron entre 1975 y 1985.La verdad es que no sé cómo hemos podido sobrevivir a nuestra infancia!!!!

Mirando atrás es difícil creer que estemos vivos en la España de antes: nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales y sin air-bags, hacíamos viajes de más de 3h sin descanso con cinco personas en el coche y no sufríamos el síndrome de la clase turista. No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños. Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos.

Los columpios eran de metal y con esquinas en pico. Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y sólo volvíamos cuando se encendían las luces. No había móviles. Nos rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para castigar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a guerras de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se curaban con mercromina (roja) y unos puntos y al día siguiente todos contentos. Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila que, rara vez, tenía refuerzo para los hombros y, mucho menos, ruedas!!! Comíamos dulces y bebíamos refrescos, pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto. Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando. Compartimos botellas de refrescos y nadie se contagio de nada. Sólo nos contagiábamos los piojos en el cole. Cosa que nuestras madres arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente (o los más afortunados con Orión).
Y ligábamos con l@s niñ@s jugando a beso, verdad y atrevimiento o al conejo de la suerte, no en un Chat diciendo memeces. Eramos responsables de nuestras acciones y arreábamos con las consecuencias. No había nadie para resolver eso.

Tuvimos libertad, fracaso, respeto, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello.

Y para terminar de recordar estos tiempos, un par de vídeos que nos ayudarán a regresar a nuestra infancia.

youtube=http://es.youtube.com/watch?v=au3QLxlIUYw

youtube=http://es.youtube.com/watch?v=SfQewV5n1e8

Quarterlife

Ayer descubrí una nueva serie. Esto no sería ninguna novedad, si no fuera porque la serie es en sí una importante novedad. Se llama Quarterlife, y es la primera serie emitida por Internet, después de que las cadenas de televisión americanas rechazaran el proyecto.

Cuenta la historia de unos jóvenes de veintitantos y sus movidas al instalarse en Chicago después de licenciarse. Algunos podrían pensar que se trata de un remake de Friends (máxime cuando los protas son tres chicos y tres chicas). Pero no. Es cierto que han copiado un poquito el concepto, pero la serie en sí (el guión) es radicalmente diferente. Quaterlife tiene un aire mucho menos cómico (aunque tiene sus puntos), y mucha más carga dramática y emocional.

Además, a nosotros los bloggers y gentes aficionadas a las nuevas tecnologías, las comunicación, etc… nos gustará de manera especial, ya que la trama suele girar en torno a estos temas. No en vano, la prota, Dylan (al menos esa es mi impresión después de haber visto el primer capítulo), tiene un blog, perdón, un videolog, que tiene mucha relevancia en la serie. Como dato aparte, os informo que ya me he enamorado de la actriz, Bitsie Tulloch, (soy así de simple), porque aparte de ser guapa, apunta buenas maneras como actriz, está graduada en Harvard (ergo, tonta no es) y se ha criado en España, Uruaguay y Argentina, ¿se puede pedir más?

El caso es que buscando algo más de info para escribiros sobre la serie, me he encontrado con esta noticia, en la que nos informan que ahora va a volver a la tele.

Esta producción nació como un piloto elaborado por los productores Marshall Herskovitz y Ed Zwick, creadores de series de éxito como Treinta y tantos y Es mi vida, para la ABC. Finalmente, la cadena decidió no seguir adelante con la producción ante lo cual, los productores decidieron liarse la manta a la cabeza y seguir adelante con la serie pero a través directamente de Internet, llegando a un acuerdo con Myspace en exclusiva.

En mi caso, yo empecé a ver los capítulos a través de YouTube, ya que le tengo un poco de manía a MySpace (siempre me ha parecido muy cutre su apariencia (ahora es cuando algunos se rasgan las vestiduras)), hasta que vi que en la propia página se veían mejor.

Así que espero que continúen con su formato habitual, de capítulos cortos (8-11 minutos), emitidos por Internet (como suelo ver yo todas las series).

Ya me diréis qué os parece. Os dejo por aquí el primer capítulo. Al loro a una de las primeras frases: “We blog to exist”.

Hala majos. Talué