La rivalidad entre Madrid y Barcelona

Hoy se juega “el clásico”, el Madrid-Barça. Seguramente sea uno de los clásicos más descafeinados de los últimos años, debido a que el Real Madrid se proclamó matemáticamente campeón de la Liga Española el pasado domingo. Aún así, un Madrid-Barça siempre es un Madrid-Barça, por lo que la emoción y la rivalidad no van a faltar. Al menos así lo esperamos los buenos aficionados al fútbol.

El caso es que leyendo hoy el blog de Andreu Buenafuente, me he quedado atónito con lo que se puede entrever de Público. Al parecer, nuestros amigos le encargaron a Andreu que escribiera un artículo sobre la rivalidad entre Madrid y Barcelona, pero no desde el punto de vista futbolístico, sino desde el punto de vista de confrontación entre ciudades. La respuesta de Andreu me ha gustado mucho. No es nueva mi admiración por él.

Tras mi último viaje a Barna, ya comenté mi opinión sobre esta “rivalidad” absurda.

El caso es que esta chorrada de Público me sirve para hablar de la responsabiliad que los periodistas tenemos. Precisamente en las últimas semanas me ha tocado hablar de este asunto, pues he sido invitado a dar un serie de conferencias en diferentes colegios e institutos de la Comunidad de Madrid sobre los medios de comunicación, la prensa, etc.

En esas conferencias siempre salía a relucir el poder de los medios, y como ese poder es un arma de doble filo, que si se utiliza de manera responsable pued ser muy positivo, pero que en caso de no hacerlo es algo extremadamente negativo.

De hecho, a los chavales siempre les ponía como ejemplo el fútbol. Cuando hay partidos de máxima rivalidad y considerados de alto riesgo, los medios tienen dos opciones en los días previos. Pueden recordar una y otra vez la rivalidad histórica que hay, las broncas que ha habido, las tanganas dentro del campo, los disturbios fuera del campo, las palizas, etc. Es decir, sacar a relucir la violencia. O podrían, por ejemplo, sacar a las peñas de ambos equipos realizando un acto de confraternización, y tanto ellos como los jugadores y directivos, llamando a la paz y “buen rollo” entre aficiones. Pidiendo que se anime como nunca a su propio equipo, pero que no entren en insultos, y mucho menos fuera del campo. La diferencia de lo que pase al llegar el fin de semana puede llegar a ser abismal.

Hala majos, que disfrutéis esta noche.

Anuncios

0 Responses to “La rivalidad entre Madrid y Barcelona”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: