Bali se queda sin alcohol

El título de este post es el título de un breve artículo que he leído hoy en El País. En cuanto lo he visto, he pensado… joder!!!, ¡¡¡¿¿¿tanto hemos bebido???!!!

Y es que uno de los motivos por los que llevaba tiempo sin escribir en éste mi blog, aparte de que la última semana de julio estuve a tope terminando cosas del curro, terminando la mudanza, etc…, es que la primera parte de mis vacaciones las he pasado en Bali, Indonesia, con 18 amigos (todo tíos), y utilizando el viaje para celebrar la despedida de soltero de mi primo Javi y de nuestro amigo Villas.

bali1.jpg

Por este motivo, el viaje fue denominado “JaVillas 2007”, ya que además, estuvimos todos alejados en tres villas conjuntas, cuyas fotos podéis ver aquí, o mejor, disfrutad del vídeo promocional.

Supongo que sobra decir cómo nos lo hemos pasado y las sospechas de que algo hemos tenido que ver en la noticia de El País. Pero, y utilzando frases bíblicas, no sólo de alcohol vive el hombre, sino de todo rayo de luz que sale de entre las nubes. Las playas eran espectaculares. No eran de estas con aguas cristalinas y arena fina blanca, pero da igual, estas eran mejores. La arena era bastante oscura, por lo que el agua parecia más sucia, pero la realidad es que hacía tiempo que no veia unas playas tan limpias, con una arena tan agradable a los pies, y sobre todo, con unas olas tan espectaculares. Por algo es uno de los destinos favoritos de los ‘surfers’.

También hemos podido aprovechar para hacer un huevo de compras y poder llevar regalos a toda la familia. En mi caso, les podré ver en mi segundo periodo de vacaciones que empieza el próximo 22 de agosto, y que pasaré en Madrid (aviso a navegantes). Para que os hagáis una idea, os pongo precios de algunos objetos y servicios allí:

  • Polo clásico de manga corta Ralph Laurent: 17 euros
  • Bolso Prada: 100 euros
  • Reloj Bulgari: 25 euros
  • Taxi desde la villa hasta la zona de marcha (5-10 minutos en coche): 1 euro
  • Alquilar un moto un día entero: 5 euros
  • Masaje a domicilio: 8 euros
  • Etc, etc, etc.

Además, se come bastante bien, especialmente marisco. Cómo nos hemos y a qué buenos precios. Pero qué gambas!!!!, por favor… eran tan grandes como las langostas, y mucho más ricas, la verdad.

Ha habido tiempo hasta para jugar partidos de fútbol en la playa, contra unos italianos, hacernos tatuajes (de mentira, pero muy currados), cortarnos un dedo… sí, sí, habéis oido bien. Es lo que tiene emocionarse tanto en una fiesta, que te subes a una mesa a bailar, y no ves que hay un ventilador a toda potencia en el techo, y cuando subes el brazo en pleno subidón, pues eso.. que casi te quedas sin él. Al final se quedó en un buen susto, una buena brecha en un dedo, sangre por todos lados, dos días sin bañarme en la playa, y hacer curas todos los días. Sobra decir que el inteligente de turno fue un servidor, tan hábil como siempre.

Lo de los masajes a domicilio, merecería un post aparte, la verdad. En cualquier momento llamábamos a la recpeción de la villa, y venían tantas masajistas como masajes queríamos, todas en fila. Y al lado de la psicina, en las tumbonas, al anochecer, con chill-out de fondo, además del sonido de los grillos y las ranas del estanque, te daban el mejor masaje de tu vida… buenísimo.

Por último, quería romper una lanza en defensa de las aerolíneas indonesias. Yo volé con Singapore Airlines, y he de decir que jamás me han tratado mejor en un avión, y en clase turista. Teniendo en cuenta que era una paliza de viaje (hablamos de más de 16 horas), se me hizo casi más corto que algún Bruselas-Madrid que he hecho, de verdad, o al menos, mucho más llevadero.

Ah, y se me olvidaba, pudimos hasta sentir un terremoto. Yo estaba en ese momento viendo la tele, sólo, en mi villa, y noté como se movían los árboles, se cerraban puertas, se oían ruidos, etc… Otros que estaban en otra villa, en una terraza de madera en un piso elevado (más frágil), dicen que sintiero que se iba a caer la casa. Al menos no tuvo nada que ver con los atentados de 2002 y 2005. Aquí os dejo el vídeo sobre el atentado de 2002. La zona de Kuta, de la que hablan, es donde salíamos muy a menudo nosotros, junto con la de Seminyak.

Bueno, pues dejo de hablaros más de Bali, que me vais a llamar de todo. Como os he comentado antes, en unos días me tenéis por Madrid, así que todo aquel que esté por ahí, que me llame. Yo estaré en mi casa de la sierra, pero bajo a Madrid encantado en cualquier momento (son 25 minutos en coche). O si queréis subir algún día tomar algo, a comer, cenar, salir, piscina, jugar al tenis, etc… estáis cordialmente invitados.

Abrazos

A. Bulsara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: