Francia nos da una lección esta vez

Si mi anterior post fue algo crítico con Francia, y a pesar de mantener todo lo que allí dije, hoy he de reconocer que en los últimos días nuestro país vecino me ha sorprendido gratamente.

Francia se ha convertido en el país con mayor índice de natalidad de Europa, un asunto que realemnte es preocupante por el futuro que le espera a Europa si no cambia el chip rápidamente.

La razón de este aumento es tan lógico como inédito en muchos países: que el Estado ayude a las familias.  Eso es lo que por fin ha pasado en Francia, y lo que ha hecho que ahora las mujeres puedan ser libres para decidir si quiere o no tener una familia.

Sin embargo, en muchos otros países, España por desgracia a la cabeza, sus gobiernos siguen empeñados en no  ayudar a las familias, y obligar a las mujeres a renunicar a su maternidad, con las implicaciones emocionales que para ellas y sus maridos conelleva, además de las consecuencias económicas, sociales y culturales que para el país supone.

Y cuidado, que nadie se confunda e interprete el anterior párrafo como una crítica contra el actual gobierno del PSOE. El anterior gobierno de Aznar también fue nulo en este sentido.  Tenía miedo de que le acusaran de ser de derechas, del opus, facha, etc… Para apoyar a Estados Unidos en Irak no tuvo tantos complejos, y que no se entienda como demagogia del “No a la Guerra” de los “titiriteros”, sino como una crítica a que no tuviera tanta determinación y personalidad en otros asuntos de más necesidad e importancia.

Ah, y lo de los miedos a que le llamaran de todo por ayudar a las familia no me lo invento yo, fue confirmado por la misma señora Ana Botella, esposa del presi en una encuentro que tuve con ella en La Moncloa dos días antes de las últimas elecciones autonómicas y municipales, que pasarán a la historia como las del “tamayazo”.

Os copio a continuación una noticia sobre el caso de Francia, para que entendáis la situación y para que si algún político lee esto, tome nota.

LA EXCEPCIÓN FRANCESA

En el 2006 se produjeron 830.000 nacimientos, un 2,9% más que el año anterior, por lo que se sitúa en el nivel de 1981. Con 63,4 millones de habitantes, la vitalidad demográfica observada en los últimos años convierte a los franceses en una excepción europea en relación a la mayoría de los países industrializados, que registró en el 2005 una media de 1,52 hijos por mujer. La renovación generacional se considera asegurada a partir de una media de 2,07 hijos.

Otra excepción francesa: la inmigración no contribuye más que a una cuarta parte del crecimiento demográfico cuando en el conjunto de la Unión Europea representa el 80%.

HASTA 750 EUROS AL MES

El incremento del afán procreador de los franceses tiene mucho que ver con las ayudas familiares que ofrece el Gobierno. El pasado año, el Ejecutivo de Dominique de Villepin incentivó la natalidad con ayudas para el tercer hijo que pueden alcanzar los 750 euros al mes.

Además, las familias con tres hijos reciben también un tratamiento fiscal especial. Y aquellas con menos recursos obtienen ayudas suplementarias a partir del segundo hijo, que se traducen en importantes descuentos en la guardería o en la cantina escolar.

EDAD DE LAS MADRES

En cuanto a la edad de las madres, no hay diferencia con el resto de Europa. La mayoría de las mujeres que dieron a luz el año pasado contaban ya la treintena. “Una parte importante de los nacimientos actuales son nacimientos de recuperación del tiempo perdido”, comenta Henri Léridon, demógrafo especialista en fecundidad.
Pese a todo la población continúa envejeciendo debido a la mayor esperanza de vida, que ha superado la barrera de los 84 años para las mujeres. La tasa de jóvenes menores de 20 años se sitúa en el 25% frente al 26,7% del año 1994.

Anuncios

2 Responses to “Francia nos da una lección esta vez”


  1. 1 Milton enero 26, 2007 en 5:23 pm

    ¿Y qué pasaría si todas las mujeres decidiesen ser madres a la vez? ¿quién pagaría esos sueldos? Yo más que a favor de las ayudas estoy más en línea con que se apliquen deducciones fiscales, que son más justas y equilibran la ayuda a la cotización de cada uno.

    That’s it!!.

  2. 2 Anacleto Bulsara enero 30, 2007 en 11:46 am

    Como diría Pazos, “lo mismo te digo una cosa que te digo la otra”… jejeje.

    Tu propuesta es otra forma de afrontar el problema, que tiene sentido, aunque ya te digo yo que no va a pasar que todas las mujeres tengan muchos niños a la vez.

    En cualquier caso, en otros países, ya no sólo Francia, se dan ayudas a las madres, y la economía no se resiente, de hecho, todo lo contrario, crece en el medio y largo plazo.

    Un saludo “milton” (vaya nombre de marica que te has puesto, “perturbao”!!!!), jejeje


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: